Fotosensibilidad y medicamentos: todo lo que debes saber

Muchas veces, cuando nuestro médico nos receta un medicamento nuevo, solemos preocuparnos sobre si nos va a causar sueño u otros efectos secundarios relacionados con nuestro día a día. Muy pocas veces nos preocupamos sobre si esos medicamentos son fotosensibilizantes , ¿verdad?

Los medicamentos fotosensibilizantes son aquellos que, al sumarse con la exposición al sol, pueden desembocar en reacciones anormales en nuestra piel. Es decir, si nos exponemos a las radiaciones ultravioleta sin tomar el fármaco, no nos sucedería nada. Si tomáramos el fármaco sin tomar el sol, tampoco. Pero si sumamos los dos factores, sí podemos sufrir esas consecuencias.

Es importante no confundir medicamentos fotosensibilizantes con medicamentos fotosensibles. ¿Conoces la diferencia? Los medicamentos fotosensibles son aquellos que son sensibles a la luz, es decir, que si no se conservan en sus óptimas condiciones y alejados de la luz, sus propiedades farmacológicas pueden verse alteradas. ¡Nada que ver con los medicamentos fotosensibilizantes, de los que hablamos en este artículo!

Existen muchos principios activos que pueden provocar que nuestra piel reaccione a través de diferentes efectos adversos. Entre ellos, encontramos medicamentos de uso frecuente como son los anticonceptivos, antibióticos, antidepresivos, antidiabéticos, antiinflamatorios e incluso los antihistamínicos.

Se manifiesta mayormente a través de una quemadura acompañada de ampollas y vesículas. Generalmente se produce mediante la aparición de lesiones en las zonas de la piel que han estado expuestas al sol. Además, suelen remitir días después de dejar de tomar el medicamento, aunque la hiperpigmentación (manchas) puede permanecer durante meses o incluso años después de dejar de tomar el fármaco.

Si estás tomando alguno de estos fármacos…

¡No te preocupes más de lo necesario! Tomarlos no implica directamente que vayas a tener una reacción de fotosensibilidad, pero sí que debes tomar medidas de precaución ya que estas reacciones son frecuentes. Te recomendamos:

  • Protégete la piel con gorras, sombreros y ropa de manga larga.
  • Usa fotoprotección con un filtro solar UVA/UVB efecto y de FPS elevado (50).
  • Evita las horas de mayor incidencia solar (de 11 de la mañana a 5 de la tarde).
  • Si observas la aparición de una lesión en tu piel, consulta inmediatamente con un profesional sanitario.
  • Ante cualquier duda, pregunta en tu farmacia Club Farmactiva cuando retires el medicamento.

Recuerda que también puede darse otro tipo de reacción diferente de la que hemos hablado hasta ahora: las reacciones fotoalérgicas. Aunque este tipo de reacciones son muy minoritarias en comparación con las primeras, debemos conocer sus síntomas y estar alerta para no confundirlas. En las reacciones fotoalérgicas interviene el sistema inmune y causan una hipersensibilidad. Suelen ser en forma de eritema (enrojecimiento de la piel), ampollas o edemas (hinchazón de la piel) que producen molestias tales como picor o escozor.

Ante la duda, revisa el prospecto del medicamento ya que te proporcionará más información sobre sus posibles efectos secundarios y sobre si es un medicamento fotosensibilizante. Recuerda que también puedes consultar al equipo de tu farmacia Club Farmactiva sobre cualquier duda que tengas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies